La Canción de Autor Italiana
Biografia de Vasco Rossi
(1952)
Segnala la pagina
Después de haberse diplomado en contaduría en Bolonia y matriculado en Pedagogía sin lograr la licenciatura, Vasco Rossi – apodado el “Blasco” – inicia su aventura musical exhibiéndose a veces en la Osteria delle Dame (a este local también asiste Francesco Guccini). En 1977 publica su primer single, con “Jenny” y “Silvia", al cual un año después sigue el álbum de debut, "Ma cosa vuoi che sia una canzone - Qué quieres que sea una canción”, arreglado por Gaetano Curreri. El álbum sucesivo “Non siamo mica gli americani! - ¡Nosotros que no somos los americanos!” (1979) pasa desapercibido como el anterior, aunque contenga uno de sus temas más hermosos, "Albachiara". La personalidad artística de nuestro rockero todavía no se ha delineado bien, aunque sean evidentes las influencias, desde Bob Dylan a Lou Reed: sin embargo, el cambio hacia el rock empieza a manifestarse en “Colpa d’Alfredo – Culpa de Alfredo” (1980), con la provocadora “Sensazioni forti – Sensaciones fuertes”. Después de haberlo visto exhibirse en “Domenica in”, Nantas Salvalaggio lo define con desprecio en la revista “Oggi" un “tardo drogadicto, feito y tambaleante en las piernas”, brindándole una buena dosis de popularidad. En el año 1981 la salida de "Siamo solo noi – Somos sólo nosotros" consolida la fama de Vasco Rossi entre un determinado público juvenil; la participación en Sanremo con "Vado al massimo" (“Voy a lo máximo”, 1982), un raggae trastornado contenido en el disco homónimo, es una especie de consagración de nuestro artista, que está por convertirse en la primera verdadera estrella de rock de la música italiana. El paso a mito ocurre el año siguiente, cuando él sale en claro estado de alteración al respetable escenario del Teatro Ariston con "Vita spericolata" (Vida temeraria), manifiesto de su poética, que arrastra el álbum “Bollicine - Burbujas” (1983) hasta la primera posición de los rankings de ventas. De aquí en adelante, la trayectoria del cantautor se vuelve triunfal: ("Está bien, está bien así”, 1984), disco en vivo que toma el título del único inédito, es el sello a un período increíble, que conoce una brusca interrupción con el arresto del artista por posesión de narcóticos. Liberado poco tiempo después, Vasco se toma una pausa de reflexión, y luego sale con “Cosa succede in città” (“Qué pasa en la ciudad”, 1985), que incluye temas destinados a quedarse en la memoria como “Ti taglio la gola – Te corto el pescuezo” y “Toffee”, y “C’è chi dice no” (“Está quién dice que no”, 1987), donde se destaca “Blasco Rossi”.  El álbum "Liberi...liberi" (“Libres, libre”, 1989), con la maravillosa canción que da el título al disco, lo ve regresar a su forma mejor, que el doble en vivo “Fronte del palco” (“Frente del escenario”, 1990) refleja a la perfección. Sucesivamente, a obras con resultados felices – desde el poderoso "Gli spari sopra" (“Los disparos arriba”, 1993), al íntimo "Canzoni per me" (“Canciones para mí”, 1998) - se alternan álbumes mucho menos inspirados, como "Stupido Hotel" (“Estúpido hotel", 2001), y "Buoni o cattivi" (“Buenos o malos”, 2004). De cualquier forma, su público lo sigue con fidelidad: y el Blasco, siempre en equilibrio precario entre trasgresión y sabiduría, búsqueda artística y exigencias comerciales, queda una figura inimitable en la normalizada escena musical italiana.
Pubblicità
Pubblicità